“Mozart en clave”

Mozart en clave (reducida). 20-VIII-06

“la concertista se enfrentó a las partituras mozartianas con un espíritu abierto y generoso, iniciando su apuesta con la Fantasía en do menor, KV 475, que el genio austriaco compuso casi a los 30 años, un adulto consumado desde el punto de vista musical. Aunque Mozart mantuvo siempre vivencias de su alma de niño, como puede apreciarse en buena parte de su obra y la propia concertista recalcó al ofrecer como bises de la velada dos fragmentos de las Variaciones en do Mayor KV 265, la última obra del programa, uno de carácter lúdico y el otro un modelo de reflexión meditativa.

Toda la interpretación estuvo guiada por el control del pulso y del ritmo, porque los dedos han de aportar la sensibilidad que no se puede pedir a las teclas, ya que no responden como el teclado y los macillos del piano. Una digitación limpia y precisa diseñó las tres Sonatas que completaban el programa, las KV 332 en Fa Mayor, 330 en Do Mayor y 310 en La menor, obras todas de 1778, un elocuente Mozart de 22 años. Particular relieve tuvo la solemnidad con que fue interpretado el Andante cantabile de la Sonata 330, un prodigio al mismo tiempo de distensión y esparcimiento en la delicada voz del instrumento. Un buen concierto tejido con intimidad y delicadeza por la artista, que mereció largos aplausos”.

Francisco Javier Aguirre. El Heraldo de Aragón. 20-VIII-06

Deja un comentario

*